Vampiros Checos

Vampiros Checos

Estas leyenda de vampiros pasó en Bohemia, Checoslovaquia.

El primer caso de un vampiro checo es referente a una historia literaria llamada “El golpe del vampiro”, escrito por un monje llamado Neplach (que vivió entre los años 1332 – 1368). Este era un abad de un monasterio y un cronista de su época.

De acuerdo con la historia, en el año 1336, en Bohemia, cerca de Cadanus [en checo moderno: Kadan, en alemán moderno: Kaaden]… un pastor llamado Myslata murió. Él resucitaba cada noche de su sepulcro y atacaba aldeas cercanas, aterrorizando y acabando la vida de la gente. El pueblo asustado, quien lo reconoció, fueron a buscarlo a su tumba, y le clavaron una estaca en el corazón.

Luego de ello, el cuerpo fue preparado para la cremación. El muerto estaba hinchado, y su cuerpo producía un ligero ruido que se asemejaba al bramido de un buey. Al acercase el cuerpo a la pira de fuego, se dice que sus piernas empezaron a convulsionar. Aún así el muerto fue lanzado a la fogata, lo cual produjo que el vampiro salpicara sangre por doquier. Luego de este evento, dejaron de haber muertos en los pueblos cercanos.

Vampiros en Bohemian

Bohemia se refiere a veces en la literatura de hoy en día como el de “The Vampire golpe”

Vampiros en Bohemian

 

Una vez más, esta historia (que acabamos de ver) sobre el pastor/vampiro fue publicada de nuevo (aunque de manera diferente) en el capítulo 7 del libro “Los Revenantes o vampiros de Moravia”, de Agustín Calmet Dom. En esta versión el cuerpo del vampiro es exhumado dos veces. La primera vez, se le clavó una estaca, el cual el vampiro empezó a burlarse de quienes querían matarlo pero solo lo inmovilizaron. Más tarde, esa misma noche, el vampiro se levantó de nuevo y fue estrangulando uno por uno a sus captores. En el segundo intento, no solo le volvieron a clavar un estaca sino que acto seguido lo echaron al fuego.

En el mismo capítulo de “Los Revenantes o Vampiros de Moravia“, habla sobre espectros que aparecían en las montañas de Moravia y Silesia. También habló de una mujer vampiro que aparecía en forma de un perro cada cuatro días que alguien moría en los alrededores. Cuando alguien la encontraba, empezaba a perseguir a sus víctimas, y al tenerlos cercados, se transformaba de nuevo en mujer y empezaba a estrangularlos con sus manos. La única manera de deshacerse de este espectro/vampiro era la decapitación y cremación.

// Te gustan las historias de vampiros? Si es así, a lo mejor te gustaran las historias de Dracula!

Gerard Mazzitelli