El vampiro fantasma de Silesia

Vampiros en Silesia

La siguiente historia no propiamente indica quelos vampiros existen en el folclor Europeo; pero se puede ver como las historias de vampiros, hombres lobo, y fantamas se mezclan una con otra.

La región de Silesia es un vecino del norte de Bohemia y Moravia. Hoy en día, es una parte de la nación moderna de Polonia. Los relatos sobre vampiros se remontan al siglo 16.

Una de estas historias ocurre en 1591 en la ciudad de Breslau, Silesia. Un vienes, un zapatero terminó su vida cortándose la garganta.  Su familia encubre esta desgracia diciendo que murió de un ataque al corazón. Se le dió al zapatero una cristiana sepultura. Pero recordemos que ante los ojos de la Iglesia, el suicidio te lleva al Infierno; algunos del pueblo empezaron a sospechar de la muerte insólita, y empezaron los rumores. Empezó una disputa entre el pueblo, las autoridades, y la familia del muerto porque se quería exhumar el cuerpo. A los pocos días, en la noche, empezó a aparecer en las calles el fantasma del zapatero. Iba a la casa de la gente del pueblo e intentaba ahorcarlos. El terror continuó por meses, y tomo cerca de ocho para que las autoridades decidieran dar visita a la tumba del zapatero.

Vampiros en Silesia

La región de Silesia es un vecino del norte de Bohemia y Moravia

Vampiros en Silesia

El cuerpo del vampiro fue exhumado el 15 de abril de 1582. Se descubrió que no había sufrido ningún signo de decadencia. Sin embargo, una marca mágica en forma de una rosa fue encontrada en uno de sus dedo gordo del pie derecho. El muerto se mantuvo fuera de la tierra hasta el 18 de abril. Sin embargo, no hubo señales de que estaba decayendo. El vampiro fue re-enterrado, y se le puso una horca en el cuello para mantenerlo quieto. No sirvió de nada porque en esa misma noche apareció el muerto intentando ahorcar más víctimas.

La viuda, presionada por sus vecinos, se presentó ante el magistrado local y confesó las verdaderas circunstancias de la muerte de su marido. El 7 de mayo, el vampiro fue exhumado de nuevo. Esta vez, los brazos, las piernas y la cabeza de este fueron cortadas. Además, la parte posterior del cuerpo fue abierto y el corazón fue removido. El corazón se encontró que estaba fresco y entero. El cuerpo fue incinerado. El fantasma del zapatero nunca más fue visto.

Gerard Mazzitelli